Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Slider

ENTREVISTA: Irene y Raquel Díaz, dos hermanas que comparten afición por el judo

Virginia Martí Bravo / Ismael Martínez Cánovas

Entrevista extraída del nº 26 de Revista Conecta. Descárgatelo gratis haciendo click aquí.

¿Cómo comenzó vuestra relación con el judo? ¿Qué os motivó para elegir este deporte?

Nuestra madre nos llevó un día al pabellón municipal y había dos deportes: gimnasia rítmica y judo. Irene probó con el judo y decidió apuntarse. Raquel, por su parte, era más pequeña pero siempre que iba a recoger a su hermana con su madre, se metía en el tatami a jugar, por lo que cuando cumplió 3 años se apuntó. No hubo ninguna motivación que nos empujara a empezar con el judo. Fue pura casualidad.

¿Qué es lo mejor de compartir una pasión como el judo con una hermana?

Lo mejor de compartir esta pasión es que llevar el mismo ritmo de vida hace que nos entendamos a la perfección. Al ir a entrenar es mucho más fácil ya que no hay que buscar compañero para calentar y si tenemos alguna duda con respecto a alguna técnica, podemos ayudarnos mutuamente.

¿Qué rutinas y hábitos de vida soléis seguir para estar al 100% en vuestros entrenos? ¿Cómo es vuestro día a día?

Actualmente vivimos en Madrid y nuestro día a día es diferente. Irene es, por las mañanas, profesora de francés en un instituto. Por las tardes, da clases particulares a niños.

En cuanto a Raquel, acude a la universidad,pues está terminando la carrera de fisioterapia y da clases de judo a niños por las tardes.

Realmente, nos vemos cuando llega la hora de entrenar y siempre intentamos apoyarnos para rendir al máximo posible en cada entrenamiento (la música previa a los entrenos nos ayuda bastante).

Entrenamos de lunes a viernes 2 horas diarias. Los fines de semana siempre los dedicamos a competir o a hacer el físico.

¿Cómo compagináis vuestra carrera deportiva con la vida normal de dos jóvenes (Familia, amigos, estudios, trabajo…)?

Nosotras decidimos irnos a Madrid principalmente por el tema deportivo, ya que en Alhama no disponíamos de gente para seguir avanzando en nuestros entrenamientos, por lo tanto, a nuestra familia la vemos en ocasiones puntuales: vacaciones, fiestas y algún que otro finde que tenemos libre.

En cuanto a nuestros amigos, con los que mejor nos llevamos son con los de judo, ya que son con los que más momentos compartimos y mejor nos entendemos. Sin embargo, cada una tiene su grupo de amigos fuera del judo y pensamos que esto es muy importante a la hora de desconectar. Con lo que respecta a los estudios y el trabajo, Raquel estudia fisioterapia e Irene trabaja en un instituto.

¿Cuál es el premio que más os ha costado conseguir?

Irene: para mí, lo más duro fue conseguir la participación en el Campeonato del Mundo Junior.

Raquel: para mí, lo más duro fue el Campeonato de España después de una operación de rodilla, ya que llegar en condiciones óptimas fue casi imposible.

¿Cómo veis vuestro futuro en el judo? ¿Hasta dónde os gustaría?

Nuestra visión de futuro es diferente.

Irene: a corto plazo, me gustaría participar en el Campeonato de España y conseguir medalla. A largo plazo, me gustaría participar en competiciones internacionales y hacer un buen papel. El objetivo es consolidarme como judoka fuera de España.

Raquel: mis objetivos se centran sobre todo a nivel nacional. Este año competiré en copas de España y luego en el sector (fase clasificatoria para el de España). Mi objetivo es sacar un buen resultado en dicho Campeonato de España y después hacer alguna competición internacional.

¿Qué opinión os merece el presente del judo español?

Consideramos que el judo español está creciendo notablemente. Tenemos una generación de judokas implicados y que están consiguiendo muy buenos resultados a nivel internacional, por lo que somos positivas y creemos que es el momento ideal para hacer historia con nuestro deporte.

Por último, un momento dulce y otro amargo de vuestra experiencia hasta ahora en el judo.

Para explicar un momento dulce de nuestra carrera deportiva, tenemos que remontarnos al año 2010, en Salamanca. Era el primer Campeonato de España de Raquel y el último de Irene (tres años mayor que Raquel). Hasta el momento, a Irene se le había resistido la medalla nacional. En cuanto a Raquel, era la primera vez que participaba en un campeonato nacional. Al final, las dos realizamos una muy buena competición, quedando Raquel segunda e Irene tercera, pero lo mejor, sin lugar a dudas fue poder compartir nuestra primera medalla nacional juntas. Un momento amargo fue sentir la frustración de no poder seguir avanzando por causas ajenas a ti (no disponer de gente con la que poder entrenar).

Entrevista extraída del nº 26 de Revista Conecta. Descárgatelo gratis haciendo click aquí.

Slider

Sé el primero en comentar en «ENTREVISTA: Irene y Raquel Díaz, dos hermanas que comparten afición por el judo»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*