fbpx
Slider

¿Conoces las diferencias entre vinos veganos y ecológicos?

Seguro que muchos de vosotros os habéis preguntado exactamente cómo un vino, que está compuesto por uvas, puede no ser vegano, o si conocéis la respuesta a esa cuestión, quizás alguno haya dudado de qué diferencia a un vino ecológico a un vino vegano.

En España se calcula que el 1’5% de la población es vegetariana, y dentro de estos entre un 30 y 40% son veganos. Una persona vegana es un vegetariano estricto, es decir,  que no consume nada que proceda de animales, incluyendo los huevos, productos lácteos, mieles, gelatina, etc, mientras que un vegetariano puede limitarse al no consumo de carne o pescado, pero sí puede consumir, en mayor o menor medida, productos derivados como la leche, yogur… 

En el proceso de creación de un vino, uno de los pasos que se realiza (aunque no siempre), es la clarificación. A través de esta clarificación el vino se limpia y se eliminan posibles impurezas que puedan enturbiarlo antes de su embotellado. Esta clarificación normalmente se realiza con productos como el huevo (la albúmina), la caseína (proteína derivada de la leche), gelatina (obtenida de cartílagos de animales), o la ictiocola del pescado (obtenida de la vejiga natatoria de peces, con lo que si no cuidamos este proceso, esos vinos no serían aptos para el consumo de personas veganas. 

¿Cuál es la alternativa para obtener vinos veganos?

Obviamente, la alternativa es obtener un proceso de clarificación que pueda realizarse sin componentes de origen animal. Los vinos veganos se fabrican con clarificantes de origen vegetal o que directamente no realizan este proceso. Por ejemplo, proteínas extraídas de alimentos como el trigo, la patata o como es el caso de la gama de vinos ecológicos y veganos que realizamos en Bodegas Luzón, con guisante. Otras sustancias para obtener un proceso de clarificación sin uso de elementos provenientes de animales son los carragenanos, que se extraen de algas marinas y se utilizan en alimentación como estabilizantes.  Aunque, sin duda alguna, el clarificante más usado para los vinos veganos es la bentonita, una especie de polvo de arcilla utilizada normalmente en producción de vinos blancos, y que sirve para eliminar las impurezas de estos.

Este proceso queda certificado por medio de organismos independientes. En España podemos encontrar el certificado europeo V-Label, que es el organismo que certifica nuestros vinos, aunque también existen asociaciones como The Vegan Society, más dedicada al mundo anglosajón.

Lo que se certifica mediante estos sellos es que no se han utilizado ni partes de animales ni derivados de estos durante el proceso de elaboración de los vinos, y para las personas veganas, que reconocen los logos de estos certificados, encontrarlos en una botella es un sinónimo de confianza.

¿Cómo se certifican los vinos ecológicos?

Para empezar, la mayoría de vinos veganos proceden de uvas ecológicas (aunque no siempre es al contrario). Esto quiere decir que son extraídas de viñas que no se han tratado con abonos o plaguicidas químicos artificiales. 

El cumplimiento del proceso viene marcado por unos requisitos muy claros que se aplican tanto en la elaboración como en la tierra en la que se cultiva la viña, en las uvas y la conservación de los vinos. Algunos de estos requisitos son:

  • El tipo de abono a utilizar debe de ser orgánico natural, de origen vegetal (orujos o triturados) y de origen animal (estiércol o compost). 
  • Los vinos deben de ser elaborados a partir de materia prima ecológica
  • Debe existir un control sobre la adición de sulfitos, algo que por norma general se le suele añadir en la vinificación convencional para una mejor conservación del vino (inhibe bacterias y mohos y la oxidación del vino).
  •  No debemos aplicar ningún tipo de abono mineral. Y se prohíbe la quema de rastrojos para que la flora microbiana se mantenga.

Además, para conseguir una mayor concentración de sustancias antioxidantes, que es uno de los componentes del vino más beneficioso para la salud, se elige el mejor momento de maduración de la uva, que suele ser en fechas tardías. 

Los vinos Ecológicos y veganos de Bodegas Luzón

En Luzón entendemos las necesidades de todos y cada uno, sobre todo si se trata de disfrutar de una buena copa de vino, por lo que desde hace unos años, elaboramos una gama completa de vinos adaptados al cultivo ecológico y vegano que podéis descubrir en este enlace, certificado por el sello ES-ECO-024-MU y el sello del consejo de agricultura de La Región de Murcia que así lo acredita. De igual modo, son todos aptos para el consumo vegano, tal y como lo certifica el sello V-label que antes os hemos mencionado. Adicionalmente, desde hace años Bodegas Luzón está acreditada por el sello WFCP (Wineries For Climate Protection), un exigente certificado que actualmente solamente tienen 23 bodegas en España, que acredita que los métodos utilizados por Bodegas Luzón responden a los criterios de sostenibilidad medioambiental.

Bodegas Luzón Organic Blanco Bodegas Luzón Organic Verde Bodegas Luzón Verdecillo ecológico

Así que, si eres vegano o vegetariano y te encantan nuestros vinos, tranquilo, cumplimos con todos los requisitos y tenemos los certificados necesarios para que confíes en nuestra familia.

Butano Alhama Repsol
Slider

Sé el primero en comentar en «¿Conoces las diferencias entre vinos veganos y ecológicos?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*