fbpx
  • Jue. Sep 23rd, 2021

Psiconutrición: Cuando la psicología te ayuda a cuidarte y a perder peso

Butano Alhama Repsol
Butano Alhama Repsol
gifnisara
GIFCUARTO
Café Bar Lolo
ATICO 30
GIFREPSOL
Danna
gif-dolce-alhama
IOMODAbanner
InmaGonzlezbanner
Distribuciones Lypau

Extraído del Nº 27 de Revista Conecta. Descárgala GRATIS aquí.

Tras el verano… nos ponemos nuevos propósitos respecto a perder peso, hacer más deporte o cuidarnos más, pero a muchos nos surgen problemas que nos sabemos controlar. La Psiconutrición o Psicología de la Alimentación, es la ciencia que estudia nuestra relación con la comida. Para poder explicar y abordar dicha relación, la Psicóloga especialista en Psiconutrición, Nieves Sánchez Ramírez, nos explica cómo hay que tener en cuenta nuestras emociones, conductas, así como nuestro contexto social y relaciones.

Esta vertiente psicológica, no tan solo trata de dar respuestas a los trastornos de la alimentación (anorexia, bulimia, vigorexia…). Sino que también da cabida a aquellas dificultades que son difíciles de diagnosticar, como comer compulsivamente, los atracones, la ansiedad por la comida, rechazo al cuerpo, dietas crónicas… y otras dificultades relacionadas con la comida y nuestro cuerpo.

Nieves, háblanos de la parte psicológica del proceso de la pérdida de peso.

Cuando hablamos de un proceso de pérdida o de control de peso nos solemos centrar en la parte alimentaria y deportiva obviando otros factores que tienen que ver con el estado psicológico, como la autoestima, los problemas emocionales y la ansiedad, entre otros. Sin embargo estos factores influyen de manera significativa en nuestra conducta alimentaria y en nuestra relación con la comida.

Esta influencia se debe a la relación bidireccional que existe entre los problemas psicológicos y los relacionados con el peso, aunque no está muy claro si unos son la causa de los otros o viceversa. Por ejemplo, una persona con sobrepeso puede verse afectada a nivel psicológico por las consecuencias de ese sobrepeso o una persona con problemas psicológicos se puede refugiar en la comida con la creencia de que así los podrá solucionar y como consecuencia de ello desarrollar obesidad.

Otra relación, directa y bidireccional, que está demostrada es la del cerebro y el sistema digestivo. En la comunicación existente entre uno y otro el cerebro puede mandar una señal al estómago para que coma por causas fisiológicas, porque necesitamos nutrientes, y el estómago mandar una señal al cerebro cuando está lleno para dejar de comer. Pero, también puede ocurrir que el cerebro le diga al estómago que coma porque, sin tener ninguna necesidad fisiológica, estamos experimentando sensaciones muy positivas o muy negativas, en este último caso entra en juego el significado emocional que otorgamos a la comida.

¿Cuándo podemos detectar que tenemos un problema con la alimentación?

La comida es algo fundamental para nuestra supervivencia, el problema aparece cuando le damos un significado y un lugar que no le corresponde. La relación entre la comida y las emociones o “comer emocional” se forja a través de las experiencias que hemos vivido, sobre todo en la niñez. Además, vivimos en una sociedad en la que las celebraciones y los acontecimientos importantes están relacionados con la comida, en la que los momentos de tristeza nos refugiamos en ella y en la que continuamente estamos siendo bombardeados con publicidad alimentaria, esto dificulta mucho romper el vínculo emoción-comida.

Todo lo expuesto hasta ahora hace evidente la necesidad de un tratamiento integral que combine las disciplinas de la nutrición, la psicología y el deporte cómo el medio más eficaz y saludable para conseguir el control de la conducta alimentaria. Dentro de la psicología es la Psiconutrición la encargada de realizar esto.

Desde la perspectiva de la Psiconutrición los problemas con el peso son el reflejo de un desequilibrio interno y de una relación inadecuada con la comida en la que la vemos como una tabla de salvación con la creemos, de manera errónea, que vamos a poder afrontar y solucionar nuestros problemas.

¿Cómo ayuda la Psicología a controlarnos con la comida?

Para solucionar esto es importante aprender a desarrollar diferentes técnicas, no relacionadas con la comida, con la que podamos superar nuestras dificultades y problemas para poder conseguir nuestros objetivos. Estas dificultades pueden aparecer en forma de descontrol emocional, trastornos del estado de ánimo, dificultad en la resolución de problemas, estrategias de afrontamiento inadecuadas, creencias irracionales, etc.
Para poder hacer frente a todas estos problemas es importante trabajar los procesos psicológicos implicados en el cambio y el mantenimiento de hábitos, desarrollar la Inteligencia Emocional, modificar el significado que le damos a la conducta de comer, utilizar técnicas para disminuir la ansiedad, aprender a tener una relación sana y adecuada con la comida, buscar soluciones de manera eficaz, etc. Utilizar todas las técnicas psicológicas necesarias que estén a nuestro alcance para conseguir un fortalecimiento interno.

¿Por qué elegimos la comida como herramienta de afrontamiento?

Porque el placer que nos proporciona es inmediato. Sin embargo, tras ese pequeño momento de placer aparece el malestar, que es mucho más duradero, debido a la culpa porque sabemos que estamos haciendo algo inadecuado y que no es bueno para nuestra salud. A ese sentimiento de malestar se le suma que el problema por el que hemos comido no ha desaparecido, la comida no lo puede solucionar.

El tratamiento psicológico ayudará al paciente a encontrar otras herramientas de afrontamiento y otras formas adecuadas y eficaces de solucionarlos.

¿Por qué fracasan o se abandonan los tratamientos de control de peso?

Esto ocurre porque la gran mayoría de personas que se someten a este tipo de tratamientos quieren resultados rápidos y duraderos, sin plantearse seriamente un cambio en el estilo de vida. Cuando este cambio no se produce a la velocidad deseada provoca el abandono del tratamiento y la recuperación de los hábitos inadecuados junto al peso perdido. Estas oscilaciones en el peso hacen que nos frustremos y que busquemos otro tipo de soluciones, menos aconsejables y saludables, para intentar conseguir nuestro objetivo final.

El éxito terapéutico no se va a basar solamente en que los números de la báscula cambien en la dirección que deseamos. Se basarán en los cambios progresivos de conductas y pensamientos, hasta el momento inadecuados, por otros que vayamos incluyendo en nuestro repertorio interno y que tendrán como consecuencia un cambio positivo en el estilo y la calidad de vida.

Para ayudar a detectar estos problemas, obteniendo las herramientas necesarias, puedes pedir más información a la profesional especialista en Psiconutrición, Nieves Sánchez Ramírez, ‘Nisara Psicología’ en el 639 20 30 44 o nieves.sr90@hotmail.com. Servicio en consulta, a domicilio u online.

Extraído del Nº 27 de Revista Conecta. Descárgala GRATIS aquí.

Roccos Gastrobar
Roccos Gastrobar
Panadería del Carmen
RoccosGastrobar
OptilentAlhama
Don Jamón
Loza Hostelería
inma
Dulce Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *