• Mié. Dic 7th, 2022

La música sacra y el estilo galante sumergen a Librilla en emociones de otra época

OptilentAlhama
El Buen Sabor Alhama de Murcia
Inma Estilistas
gifnisara
InmaGonzlezbanner
Cavalli banner
TaTota1
VoltiRed
Loza Hostelería
TotiBar

Concluye el primer fin de semana del VI ECOS Festival Internacional de Música Antigua con la obra de Claudio Monteverdi, interpretada por Cantoría y Pablo Fitzgerald, y una ‘Jam Session’ barroca familiar a cargo de Anacronía

El ECOS Festival de Sierra Espuña cierra su primer fin de semana de conciertos ofreciendo un baile de emociones que trasladan a otra época. Tras el paso de Theresia Winds por Alhama de Murcia, la música antigua ha tenido este fin de semana en Librilla un encuentro con la música sacra y del preclasicismo a cargo de dos ensembles muy vinculadas al Festival: Cantoría -grupo promotor- junto al archilaudista Pablo Fitzgerald, y Anacronía.

Fue el sábado por la noche, en la Plaza de la Iglesia del municipio, donde Inés Alonso (Soprano), Jorge Losana (tenor y director) y Valentín Miralles (Bajo), evocaron a Claudio Monteverdi, con un programa que demostró la química de esta formación con Fitzgerald, con quien colaboraron en sus inicios en el año 2017. La agrupación, creada en Murcia hace ya seis años pero asentada en Barcelona, dejó claro en este concierto por qué Europa le acoge con los brazos abiertos y se suman cada vez más premios y concursos. “Cuando empezamos en 2016 éramos estudiantes de canto y no nos imaginábamos que íbamos a llegar aquí”, afirmaba Valentín antes de su concierto, con la ilusión de ver que el ECOS ha crecido a la par que este ensemble, en una simbiosis que ha servido de retroalimentación para ambas partes y de evolución para que la música antigua mire hacia el futuro.

Cantoría quiso innovar y probar nuevas sonoridades, explorando la música sacra orientada a la “vertiente profana de la polifonía”, haciendo por primera vez un concierto de Monteverdi en este Festival. En este reencuentro con el público que le vio nacer y crecer como grupo, el ensemble y Fitzgerald también recordaron otros compositores de los siglos XVI y XVII como Girolamo Kapsberger, Tarquino Merula, Barbara Strozzi, Michel Lambert, Estienne Moulinié, Giovanni Zamboni y Alessandro Piccinini.

Una ‘Jam Session’ barroca para toda la familia

Fue este domingo por la mañana cuando Anacronía ofreció el primer concierto familiar de la sexta edición del ECOS Festival, también en la Plaza de la Iglesia de Librilla. El ensemble, formado por Pablo Albarracín (violín barroco), David Gutiérrez (traverso barroco), Marc de la Linde (viola da gamba), Marina López (clave) y Luis Manuel Vicente (viola barroca), optó por un repertorio centrado en el preclasicismo y estilo galante que buscó que los asistentes, de todas las edades, experimentaran diferentes emociones a través de sus piezas, donde las bromas también tienen cabida. “El factor principal que el público siempre enfatiza es el hecho de que tocamos de memoria”, confesaba Marina López, algo que permite que la comunicación entre ellos y el público sea más directa, como una ‘Jam Session’ barroca.

Así, entre improvisaciones y danzas del barroco, ofrecieron un concierto pedagógico e ilustrativo, ya que además de disfrutar de la música, los asistentes conocieron historias y demostraciones de los instrumentos que tocaron los componentes de la formación.

En este primer fin de semana, el ECOS demostró que “es un festival único que se desarrolla en entornos únicos” y que le distingue del resto de festivales que hay en la Región de Murcia, tal y como destacó Tomás Baño, presidente de la Mancomunidad Turística de Sierra Espuña y alcalde de Librilla. “Es la unión perfecta entre espacio de naturaleza y música que lleva mucho estudio de la mano de grupos muy jóvenes”, añadió Sonia Madrid, vicerrectora de Estudios de la Universidad de Murcia, quien invitó a “empujar en esa línea de recuperación de patrimonio musical, de naturaleza y de cultura en estos entornos maravillosos”.

Pliego y Mula, sedes en el segundo fin de semana del ECOS Festival

El ECOS Festival viaja el próximo fin de semana hasta Pliego y Mula. El grupo valenciano Ibera Auri, que apuesta por la música francesa y española del siglo XVII, dará su concierto el 2 de septiembre, a las 21 horas, en la Explanada de la Ermita de Los Remedios, repitiendo experiencia en este entorno al día siguiente con un pase matinal a las 10:30 horas. El grupo residente Delle Donne Consort de flautas belgas sonará en Mula el día 3 de septiembre a las 21:30 horas en el Claustro del Convento de San Francisco, lugar donde desarrollará un segundo pase matinal al día siguiente.

Asesoraguila
El Chicharra
Asesoría Tribulex
ASBLavadero
AsesoraExtranjeraFernndez
Café Bar Lolo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.